Llevo un montón de meses obsesionada con que me quiero comprar una bici para volver a mi infancia y revivir los paseos por la playa, los domingos sobre ruedas y los atardeceres improvisados. Creo que es un delito vivir tan cerca del paseo marítimo y solo salir a correr (o ni eso). Esta semana estuve en el Hotel Peralada con mi hermana y en la puerta habían varias bicicletas, las cuales no tardamos ni 2 minutos en coger. Si antes tenía el mono, después de dar una vuelta juntas y reírnos como enanas ahora estoy obsesionada “¡quiero una bici!” (esta tarde rastrearé Wallapop jaja). No sé qué tienen pero me ponen de muy buen humor, así que adelanto que va a ser mi compra estrella esta primavera.

No hace falta comentar que el look no estaba pensado para salir en bici, pero la vida a veces también son planes improvisados, y preferí dar una vuelta con mi hermana por Peralada y hacer algunas fotos que ir en búsqueda de alguna ubicación más espectacular. Espero que os guste, ¡feliz domingo!

Camiseta ‘Grl pwr’ Na-kd
Falda Shein
Botines y choker Asos
Biker de Zara
Gafas Celine